Las Profecías Que No Quieren Que Sepas

Anuncios

¿Existieron los dragones?

El dragón es, sin lugar a dudas, el rey de los animales fantásticos. Las leyendas sobre estas criaturas con aspecto de reptil, capaces de volar y arrojar fuego, están extendidas por prácticamente todo el mundo. Su presencia, expresión de fuerzas ocultas, está asociada a la mitología, al arte y a las más variadas creencias. Pero tras estos relatos de carácter mítico quizá podría subyacer una realidad aún ignorada. ¿Es posible que la sugerente figura del dragón sea el recuerdo de unos extraños animales todavía no clasificados por los zoólogos?

El cazador profesional James Kosi estaba convencido de que vio al extraño ser de cuya existencia le habían hablado los nativos del oeste de Namibia: un animal de alas membranosas y el tamaño de una avioneta que planeaba entre unas cuevas…

Los nativos de varias aldeas de la zona oriental de Nueva Guinea se toparon con una especie de lagarto gigante que mató a varios de ellos con sus poderosas garras….
Hasta bien entrado el siglo XX, en los Alpes se avistó a un extraño animal de aspecto similar a un gusano pero de aproximadamente dos metros de longitud… ¿Son los dragones unas criaturas simplemente legendarias o tras el mito existe una realidad que hasta ahora ha pasado inadvertida?

La creencia en estas criaturas fantásticas está extendida prácticamente por todo el mundo. Pero más allá de las tradiciones míticas que hay en torno a su figura y de las leyendas que los tienen como protagonistas, queda la duda de si su existencia es únicamente simbólica o está basada en una realidad zoológica. ¿Existen o han existido los dragones?
Pocos siglos atrás, numerosos naturalistas consideraban indudable que los dragones eran animales reales. Uno de ellos, Edward Topsell, afirmaba en 1608 que estas criaturas estaban muy próximas a los reptiles y, más concretamente, a las serpientes. “Hay diferentes tipos de dragones, que se pueden distinguir por los países donde viven, por su cantidad y magnitud y por la diferente apariencia de sus partes externas”, explica Topsell en uno de sus tratados.
Durante los años siguientes, los científicos persiguieron la pista de estos fabulosos seres por los lejanos países que exploraban, creyendo ver su rastro en animales como los cocodrilos, los lagartos monitores o las grandes serpientes, como la boa y la anaconda. Con el paso del tiempo se fue abandonando la posibilidad de que hubiese un trasfondo de realidad tras las historias de dragones. Eran, se decía y se dice todavía, una mera invención de la mente humana, que como mucho podría tener una base real en el descubrimiento fortuito de huesos de los grandes reptiles desaparecidos, como los dinosaurios, o en las historias procedentes de países lejanos y en animales como cocodrilos.
Un ser de aspecto reptiliano, dotado de poderosas alas membranosas, capaz de volar planeando entre las montañas y del tamaño de una avioneta. No, no se trata de una leyenda medieval sobre fabulosos seres voladores que escupen fuego, sino de los misteriosos testimonios que llegaron desde Namibia a principios de los años ochenta. Unos indicios recogidos, entre otros, por naturalistas del prestigio de la doctora Marjorie Courtenay-Latimer, quien alcanzó gran notoriedad al haber sido la primera persona que, en los años treinta, estudió y clasificó al celacanto, un pez que se creía extinguido desde la era de los dinosaurios.
Entre los relatos recogidos por esta naturalista destaca el del hijo del propietario de una granja de ovejas que, supuestamente, fue atacado por ese extraño animal volador. El suceso ocurrió cuando el muchacho fue enviado por su padre para que investigara lo que ocurría en unos pastizales cercanos. Al parecer, los pastores nativos que trabajaban en la granja se mostraban muy remisos a llevar al ganado a aquella zona, ya que estaban convencidos de que en ella moraba una serpiente gigantesca.
Transcurridas varias horas de la partida del joven, y ante la intranquilidad de su padre, éste organizó un grupo de voluntarios para ir en su búsqueda. Cuando llegaron al lugar, lo encontraron inconsciente. Durante tres días permaneció en estado de shock, sin poder articular una palabra inteligible, pero finalmente pudo relatar lo sucedido.
Afirmó que se encontraba sentado tranquilamente a la sombra de un árbol, grabando figuras de animales en un trozo de madera, cuando notó un fuerte viento. Al alzar la vista vio algo parecido a una enorme serpiente que se abalanzaba sobre él desde la cima de una montaña. Al aproximarse la criatura, el rugido del viento se hizo ensordecedor, confundiéndose con el balar de las ovejas que huían despavoridas en todas direcciones. Cuando aterrizó el animal, provocó una enorme nube de polvo, esparciendo un olor como de latón quemado, según explicó el joven. Aquello fue demasiado para él, que se desmayó presa del pánico.
Este insólito suceso fue investigado por la policía, que realizó varias batidas en la zona. En una de ellas, algunos agentes divisaron a la extraña criatura cuando se ocultaba en una grieta de la montaña. Ascendieron hasta la misma y arrojaron en su interior un cartucho de dinamita. Tras la explosión, escucharon un profundo gemido al que siguió el silencio.
El bioquímico Roy P. Mackal, apasionado investigador de los misterios zoológicos que se encuadran dentro de la criptozoología, recibió de primera mano las informaciones recogidas por la doctora Courtenay-Latimer. Entusiasmado por aquellos testimonios, en diciembre de 1988 decidió organizar una expedición para intentar descubrir que había detrás de relatos de los nativos que hablaban de la presencia de aquel extraño animal volador que tendría el tamaño de una avioneta Cessna, lo que supone una envergadura de unos nueve metros.
Después de recabar numerosos testimonios, la sorpresa de los investigadores fue mayúscula, ya que comprobaron que las descripciones aportadas por los nativos coincidían con las características de un animal bien conocido…., aunque considerado extinguido hace 65 millones de años: ¡el pterodáctilo!
Aquí una imágen para que os hagáis una idea de lo que pudieron llegar a medir:
La profusión de detalles ofrecidos por aquellos pastores, gente de un escaso nivel cultural, hacía muy difícil pensar que todo fuese una simple patraña. Por otra parte, varias de las descripciones se remontaban a apenas unas semanas antes de la llegada de los investigadores y, en algunos casos, provenían de nativos que relataron un encuentro cercano con aquella “serpiente gigante con alas”. Otro dato coincidente era que la misteriosa criatura solía aparecer durante el crepúsculo, momento en que habíasido vista planeando entre dos grietas situadas en unas colinas separadas por poco más de kilómetro y medio de distancia.
Al término de la expedición, que salvo la recogida de los mencionados testimonios no logró obtener ninguna prueba fehaciente de la existencia de la bestia, uno de los integrantes de la misma, el cazador profesional James Kosi, decidió permanecer una temporada más en la zona. Según relato a su regreso, una tarde pudo avistar a un extraño animal que se encontraba a unos 300 metros de distancia de su posición. Explicó que se trataba de una criatura de gran tamaño y color negro, aunque con manchas blancas, que planeó con sus alas de apariencia membranosa y carente de plumas entre los riscos mencionados por los nativos.
¿Se trataba de un superviviente de los pterosaurios? Aunque insólita, dicha posibilidad no debería descartarse, y más si se tiene en cuenta que desde otras zonas del continente africano también llegan noticias sobre la presencia de extraños animales voladores, sin plumas y aspecto de reptil. Un reconocido naturalista británico, Ivan T. Sanderson, tuvo un encuentro con uno de estos elusivos seres, pero el tamaño del mismo era mucho más moderado. Según relató en su libro Animal Treasure, en 1932 se encontró en las montañas Asumbo, en el actual Camerún, con una bestia voladora de aproximadamente cuatro metros de envergadura, de color negro y un pico dotado de dientes muy afilados.
El animal, al que los nativos bautizaron como “olitiau”, carecía de plumas y sus alas eran semejantes a las de un murciélago. Sin embargo, la apariencia de dicha criatura estaba mucho más próxima a la de los reptiles.
En otra zona de África, concretamente en el norte de Zambia, los nativos hablan de la presencia de otro extraño animal volador, el kongamato, una especie de lagarto con alas, mayor que el murciélago más grande que se conoce, desprovisto de plumas y que, al parecer, atacaba a quienes se atrevían a cruzar en sus barcas ciertos lugares de la región pantanosa de Jiundú.
También pueden encontrarse relatos sobre misteriosas criaturas voladoras de aspecto reptiliano en otras regiones africanas, como en los alrededores de los montes Kenia, Meru y Kilimanjaro, o en la República Surafricana, cerca de Lesotho, donde está situada una cueva llamada Drakensberg -montaña de los dragones, en africaans-. Su nombre proviene de las historias sobre un extraño dragón que, según las leyendas locales, habitaba en dicha caverna y del que se tienen noticias desde 1877.
De la misma forma que la posible existencia en la actualidad de unos reptiles voladores similares a los que vivieron en la época de los dinosaurios pueda explicar el origen de las historias sobre feroces dragones voladores, en ciertos lugares, especialmente en el continente americano, hay otro supuesto responsable de estas leyendas. Se trata de una especie desconocidad de ave gigantesca, con una envergadura alar de entre seis y ocho metros, el doble que las mayores aves voladoras de la actualidad. Los indios americanos las denominaron “piasa”, o pájaros del trueno, aunque, a juzgar por los hechos, es posible que nos encontremos ante algo más que un simple mito.
Las relativamente numerosas observaciones de aves de tamaño desmesurado llevaron al investigador norteamericano Mark Hall a proponer en su libro Thunderbirds, the living legend of giant birds, que los avistamientos de estos pájaros gigantescos se debían a la supervivencia en la actualidad de ejemplares de teratórnidos, aves similares a los buitres americanos, aunque depredadoras, que se cree extinguidas hace unos 10.000 años.
Una de las características de los dragones era la multitud de formas que podían adoptar. Aunque la clásica de la fiera voladora con alas membranosas puede ser la más extendida, había otros dragones más parecidos a grandes y sanguinarios lagartos. ¿Podrían ser estas últimas criaturas las responsables de las leyendas sobre dragones? En la Europa medieval, a la aparición de estas míticas criaturas seguiría la de un caballero andante que acabase con su vida. Sin embargo, en 1960 el recurso fue llamar al ejército y a la policía. El escenario de las apariciones de este feroz aspirante a dragón fue la remota Nueva Guinea, en concreto su región oriental, que en la época estaba administrada por Australia y hoy es el estado independiente de Papúa-Nueva Guinea.

Dragones La Leyenda se hace Realidad

Gracias por leer,

Ariadnacr.

La luz de mafasca

  • Los testigos de esta leyenda majorera(así se llaman los habitantes de Fuerteventura) se cuentan por cientos, incluso se llegan a dar en grupos, aunque lo más habitual es que el ‘hecho sobrenatural’ se produzca de forma individual.
  • Son luces conocidas como populares porque se pueden ver en muchos lugares; se acercan con curiosidad a la gente sin provocar efectos sobre las personas ni sobre las cosas.
  • “La Luz de Mafasca era un miedo interno que tenía todo el mundo y en muchas ocasiones, ese temor era irracional. Muchas veces las personas que no la habían visto tenían más miedo que las que sí la habían visto”.

Las extensas llanuras de Fuerteventura esconden multitud de secretos. Historias que se han transmitido de padres a hijos y que incluso algunos visitantes hacen suyas. Ya sea por lo fantástico de su argumento, o porque esconden una realidad que aún la ciencia no ha sido capaz de explicar; las leyendas convierten en protagonista a esta tierra árida. Lugar en el que un extraño fenómeno se sucede, cada vez con menos frecuencia, pero que se mantiene vivo gracias a la memoria de los majoreros: La luz de Mafasca.

Como cualquier leyenda esta historia tiene algo de realidad, pero también una buena dosis de hechos sobrenaturales, que le confiere un carácter misterioso. Su origen exacto se desconoce, pero algunos estudiosos han conseguido darle sentido a un acontecimiento que durante mucho tiempo se mantuvo alejado de cualquier explicación lógica. Para hacerlo, se ha tomado un argumento religioso, relacionado con una serie de pecados y un alma en penitencia que vaga por Fuerteventura.

El alma convertida en luz se aparece casi por cualquier parte de la geografía insular en busca de la salvación, y sólo pueden verla las personas que transitan por la zona y creen en su existencia.

El fenómeno lumínico que en Fuerteventura se conoce como La luz de Mafasca o la luz del carnero, se repite en otras zonas del archipiélago; Gran Canaria, La Palma, Tenerife o La Gomera tienen registros de este tipo de manifestaciones. Pero no sólo en Canarias; en varios lugares del planeta también puede verse y dicen los mayores de Fuerteventura, que favorecida por la presencia de majoreros en los diferentes países.

Mi abuela,procedente de Fuerteventura también me ha trasmitido a mi esta leyenda.

Cuentan varias personas que esta luz se suele aparecer de noche y más si estas solo/a.Muchas personas que aseguran haberla visto dicen que la luz nunca les hace nada,es algo así como si solo les observara,y mi abuela pudo vivir esa experiencia cuando era joven.Por supuesto,ella se asustó,pero dijo que la luz solo la seguía y flotaba alrededor de ella.

or

¿Será un alma en pena como muchos dicen?¿O esto va más allá?

Según muchas investigaciones mías hay varias posibilidades de lo que podría ser:

Fuegos fatuos:es un fenómeno consistente aparentemente en la inflamación de ciertas materias (fósforo, principalmente) que se elevan de las sustancias animales o vegetales en putrefacción,y forman pequeñas llamas que se ven andar por el aire a poca distancia de la superficie, se encuentran en los lugares pantanosos y en los cementerios. Son luces pálidas que pueden verse a veces de noche o al anochecer. Se dice que los fuegos fatuos retroceden al aproximarse a ellos. Existen muchas leyendas sobre ellos, lo que hace que muchos sean reacios a aceptar explicaciones científicas, ya que desde antaño las personas han tenido este fenómeno.

Ser extraterrestre: Todos aquellos que investigamos sabemos que una de las formas en las que puede aparecer es en forma de bola de luz.Una luz blanca muy intensa que se eleva en aire y se mueve a su antojo.

Orbs: Las luces de Erks o de Mount Shasta recuerdan un fenómeno que ha acaparado la atención de los investigadores de la parapsicología.Y,si bien es cierto,no son lo mismo,sí están cortados con la misma tijera.Se trata de energías inteligentes que se pueden ver y fotografiar.

Un ángel: Cualquiera sabe que los ángeles son seres de luz.Así que podría ser uno.

Algo desconocido: Aunque quizás también se puede tratar de un fenómeno aún desconocido para muchos de nosotros.

Demonios walk-in: Bueno para quien no lo sepa,los demonios son extraterrestres.Y los walk-in son una especie de extraterrestre que se hace con el cuerpo de una persona,la posee y vive la vida de esa persona.Aunque claro,no hace falta que posean un cuerpo para andar por ahí,también pueden aparecer en una forma dimensional.Es así que ellos pueden aparecer como si fueran seres de luz,pero no lo son,solo son entidades malignas,solo que,ellos pueden absorber la energía de las personas y por eso se ven en esos casos como seres de luz.

Guías espirituales: Cada persona tiene guías espirituales,ellos nos ayudan de una manera a elegir el mejor camino para nosotros o tomar una importante decisión,aunque la palabra final la tenemos nosotros.Puede ser que estas luces también se traten de algún guía espiritual,el cual decide hacer compañía a las personas en la noche.

Preguntas,dudas,misterios…y en realidad seguimos como antes,sin tener una respuesta concreta.Pero queridos lectores,con toda nuestra dedicación poco a poco vamos avanzando y nuestro conocimiento sobre cosas paranormales va mejorando.

Judy&Orbs MtPeace 10-07-00 orbes1 orbs-117-4-orbs-close-up-regina

Muchas gracias por leer,

Ariadnacr.

La influencia de la Luna.

La Luna, además de ser nuestro satélite, siempre ha sido un foco en la noche, y todas las culturas que han habitado la tierra, siempre le han dado la categoría de deidad, culpándola o adorándola por su influencia sobre el ser humano, la propia tierra, o las criaturas que habitan en ella.

En casi todas las culturas se le ha dado un carácter femenino, y en otras tantas un cierto componente oscuro o antagonista al sol. Por sus efectos sobre los cánidos y muchos animales, también se le atribuye el poder del cambio dentro de las bestias antropomorfas, como el hombre lobo, y a la vez, siempre se le adjudicó un carácter esotérico a la hora realizar los aquelarres y las invocaciones en las noches de luna llena.

Todas estas características, siempre han hecho ser el epicentro de muchas leyendas, pero… ¿realmente son verdad los mitos que la rodean?

¿Porqué los lobos aúllan a la Luna?
Cuenta la leyenda, que una noche ancestral, la Luna bajó a la tierra y se quedó enredada entre las ramas de un árbol. En ese momento apareció un lobo y la empezó a acariciar con su hocico y jugaron toda la noche, hasta que ella volvió al cielo y el lobo al bosque, y esta, le robó la sombra al cánido para recordarle para siempre y él desde entonces, le aúlla en las noches de luna llena para pedirle que se la devuelva…
Partimos de la base de que el aullido del lobo, al igual que el de muchos cánidos, es una forma de comunicación más, utilizada para alertarse unos a otros, en la época del celo, para marcar territorios, arropar a sus crías… Las noches de luna llena no tienen nada que ver con un incremento en los aullidos, aunque, como es verdad, en las noches despejadas de luna llena, la actividad siempre es mayor posibilitada por el aumento sustancial de la luminosidad de la noche.

¿Influye la luna en el crecimiento de nuestro pelo?
Es creencia popular que en función de la fase en la que esté la luna, nos crecerá más rápido el pelo, al igual que en otras fases se nos caerá más…
Según los expertos, el pelo crece una media de 1 a 1,5 centímetros al mes, y esto se debe únicamente al folículo piloso, con lo que la luna influye muy poco por no decir nada en esto.

La leyenda del hombre lobo.

lobo

En la edad media el fenomeno de los hombres lobo pasa a ser parte de las leyendas populares, su principal foco fue el centro y norte de Europa y las causas que hicieron que este fenomeno se propagase con tanta rapidez fue principalmente el gran indice de analfabetismo y el boca a boca.

En esta epoca de grandes pobrezas y hambrunas el ganado era fuente de gran riqueza entre la población, la presencia del lobo era motivo de temor, pues no solo era peligroso para el ganado sino que tambien acostumbraba a atacar a mujeres y niños que se aventuraban solos en el bosque (de hecho la mayor parte de los ataques de hombres lobo fueron realizados a mujeres y niños) y es en estas circunstancias donde en un clima de temor surge la leyenda del hombre lobo, motivada tal vez por la astucia de los lobos, por el miedo a un animal que caza en manada y con gran precisión y sobre todo a determinados crimenes realizados por hombres desequilibrados que asesinaron a mujeres y niños que se encontraban indefensos en el bosque, esto y el hecho de que la iglesia y su inquisición en su “cruzada” contra toda fuente de mal, muchas veces establecia sentencias inhumanas sobre algunas personas sobre las que se ejercia la acusación de ser un hombre lobo creo una situacion de temor y es tan grave este que entre 1589 y 1610 fueron registrados 30.000 casos de denuncias de ataques o avistamientos de hombres lobo.

Los casos de hombres-lobo diabólicos se suceden a lo largo de nuestra historia desde el siglo XVI. En algunos casos se trata de una maldición, una posesión diabólica que obliga al individuo a convertirse en una fiera sedienta de sangre. En otros, son hechiceros, que mediante ungüentos, cinturones o rituales, se transforman en animales para acudir al aquelarre y experimentar goces brutales y prohibidos.

Un famoso caso ocurrido en Dôle, Franco Condado, en 1573, donde el Parlamento se hizo eco de las denuncias de varias localidades, según las cuales;
“en los últimos tiempos se ha visto con frecuencia un hombre lobo, que al parecer ha apresado a varios niños pequeños, a quienes no se ha vuelto a ver”.

El 9 de noviembre, unos campesinos rescataron a una niña de las fauces de un enorme lobo. Éste escapó, pero algunos testigos creyeron reconocer en la bestia los rasgos de Gilles Garnier, “el eremita de Saint Bonnot”. Seis días después, la desaparición de un niño de 10 años provocó el apresamiento de Garnier, quien confesó ser un hombre-lobo y haber matado y devorado a varios niños. La carne de una de sus víctimas le pareció tan exquisita que le llevó un trozo a su mujer. El eremita de Saint Bonnot fue quemado vivo el 18 de enero de 1574.

La intervención diabólica y la relación con la hechicería queda patente en un caso ocurrido treinta años más tarde.
En las Landas, donde un pastor de 14 años, Jean Grenier, confesó que “cuando tenía diez u once años, mi vecino, Del Thillair, me presentó, en las profundidades del bosque, al Maître de la Forêt, un hombre negro que me hizo una señal con una uña y nos dio a Del Thillaire y a mi una piel de lobo y una pomada. De vez en cuando, corro por el campo bajo la forma de un lobo”. Según su declaración, tras ponerse la piel de lobo y untarse con el ungüento, se transformaba en lobo, aspecto bajo el cual había devorado a más de cincuenta niños de la comarca.

El tema del cinturón de piel de lobo reaparece en otro proceso famoso, esta vez alemán.
El acusado, Peter Stubbe, afirmaba estar en posesión de un cinturón mágico de piel de lobo, “proporcionado por el diablo”, que le daba la capacidad de transformarse en lobo. De esta forma, atacó, violó y devoró a muchas víctimas, entre las cuales se hallaban dos mujeres embarazadas, de las que extrajo el feto para comerse el corazón caliente del mismo.
Desde los doce años, Stubbe había practicado la magia negra. Finalmente, fue encontrado culpable de cometer incesto habitualmente con su hija y su hermana y de algo mucho más terrible: haber derramado toda su maldad sobre quien él llamaba el alivio de su corazón, su propio hijo, a quien condujo a un bosque “donde lo asesinó con la mayor crueldad, hecho lo cual, le sacó realmente los sesos fuera de la cabeza y se los comió”.
Tras sus espantosas declaraciones, Stubbe fue torturado en la rueda, lo desollaron mediante tenazas al rojo vivo, le rompieron brazos y piernas, fue decapitado y, por último, se quemó su cuerpo junto al de su amante y su hija, condenadas ambas a arder vivas como cómplices de sus fechorías.

Las Sirenas

 

media-62829-225593

Sin lugar a dudas unos de los seres mas controversiales que pueden existir en el mundo son las criaturas marinas ya que no sabemos que es lo que realmente esconden las profundidades del mar y una de ellas sin duda son las sirenas, hay muchas historias de pescadores que afirman haber escuchado sonidos desde el mar parecidos a un canto muy agudo pero acaso es esto posible? Muchas persona aseguran que se trata de una sirena, hay muchas otras personas que aseguran haber visto a uno de estos seres y que son tal cual los dibujan en la televisión con una cola de pez y cuerpo de humano pero la cara de los mismos no es como la de nosotros si no que es una combinación entre un anfibio y una persona.

Algo muy raro en relación a este tema es que en los últimos años los avistamientos de sirenas por muchos marineros se han visto incrementados y si a esto le sumamos que recientemente en algunas cuevas submarinas se encontraron algunas pinturas rupestres en las que se visualiza muy bien a seres acuáticos parecidos a sirenas huyendo del hombre que les perseguía con flechas y lanzas nos hace pensar que en el pasado se convivia con estos seres o al menos se les miraba mas seguido y se les intentaba casar.

Lo que algunos expertos dicen es que las sirenas siempre han sido parte de nuestro mundo y que ahora están comenzando a reclamar la tierra, hay muchas historias y mitos sobre las sirenas pero los mas raros dicen que los delfines son tan amigables con los humanos ya que nos confunden con estos seres con los que conviven a diario en las profundidades del mar.